Indiba | Radiofrecuencia para tu salud y belleza

Estética Vanessa es especialista en la aplicación de los tratamientos Indiba.
Consúltanos y asesórate.

QUE ES Y CÓMO FUNCIONA LA TECNOLOGÍA INDIBA

La Radiofrecuencia Indiba es un tratamiento indoloro y no invasivo que genera una diatermia completamente localizada en nuestro cuerpo, con efectos beneficiosos y completamente inocuos.

indiba y sala polivalente

Si hacemos especial hincapié en INDIBA®, es porque es la marca que presenta la radiofrecuencia más efectiva y moderna del mercado, la cual basa sus efectos en el Sistema Proionic® que resulta del empleo de la corriente específica aplicada a 448 kHz, capaz de generar una respuesta a nivel celular.

Ya sabemos que como respuesta inmunitaria ante algún agente externo nuestro sistema de defensa aumenta la temperatura corporal, lo que conocemos comúnmente como fiebre.

Dicho aumento de la temperatura corporal ayuda a curar y revitalizar las partes afectadas. INDIBA reproduce exactamente el mismo proceso con beneficios en el campo de la medicina estética y la rehabilitación, como hemos comentado anteriormente.

Este incremento controlado de temperatura es generado por la circulación de una corriente de alta frecuencia, que produce un aumento de la temperatura desde el interior de las propias células.

La intensidad del calor dependerá del problema a tratar y de la zona donde se realice pero, en cualquier caso, la sensación es agradable y relajante.

Por medio de la radiofrecuencia se genera una temperatura interna, y cada célula de nuestro tejido recoge una parte de esa energía y la convierte en calor. Ese calor ha de ser agradable en todo momento.

PicsArt_01-13-04.15.23

Antes y después del tratamiento Indiba en esteticavanessa.com

Su aplicación se realiza a través de 2 electrodos metálicos que, por medio de radiofrecuencia, generan una temperatura interna sin llegar a provocar ningún tipo de molestia, y actuando dentro de las propias células movilizando los iones en su membrana para lograr múltiples beneficios y efectos biológicos como por ejemplo: incremento de la oxigenación de los tejidos, activación celular, aumento del flujo sanguíneo, aumento en la síntesis de colágeno nuevo (neocolagenesis ) y también de elastina.

CÓMO SE REALIZA

Cuando se va a comenzar el tratamiento, muchos pacientes presentan cierto nerviosismo ante la exposición al calor que recibirán con este tipo de radiofrecuencia Indiba.

Como ya dijimos anteriormente, en ningún instante se sentirá dolor y la intensidad del calor sólo se notará en la zona tratada. Es más, la sensación que produce este tipo de tratamientos suele ser agradable y relajante para el paciente.

No nos cansaremos de repetir que es un tratamiento indoloro, lejos de los tratamientos quirúrgicos o aquellos que utilizan agujas, con lo que no debes preocuparte. La ventaja de Indiba es que sientes un calor agradable y notas que está trabajando las capas subdérmicas, pero normalmente, durante el tiempo que dura la sesión permanecerás tumbada y sin sentir molestias.

Es increíblemente cómoda pero, si tienes dudas, en el propio centro de estética pueden enseñarte cómo es la máquina y explicarte al detalle su funcionamiento para despejar todos los interrogantes. Cuando la veas te vas a dar cuenta de que es inofensiva para ti, aunque no para las células grasas.

detalle de la efectividad del tratamiento

detalle de la efectividad del tratamiento

A la hora de aplicar el tratamiento hay que seguir una serie de pasos. En primer lugar, se realiza un estudio completo del historial de la persona que se va a someter a dicho tratamiento, para descartar posibles contraindicaciones y/o ver las singularidades del paciente. Igualmente, es preciso dictaminar y valorar un diagnóstico previo de las zonas que van a ser tratadas.

Una vez elaborados el diagnóstico y el historial del paciente en cuestión, es cuando se procede a aplicar el tratamiento de radiofrecuencia Indiba. Ni que decir tiene que la piel que recibirá el tratamiento, ha de estar en perfectas condiciones de hidratación. En caso de no ser así, puede ser preciso efectuar, un par de semanas antes de su aplicación, una preparación con peeling superficial, un protocolo de higiene facial o un tratamiento de mesoterapia facial hidratante, para conseguir unos resultados óptimos.

Ya de lleno en lo que es el tratamiento en sí mismo, lo primero de todo, hay que desinfectar y limpiar la zona a tratar. Generalmente se hacen unas fotografías previas de las zonas donde se va aplicar el tratamiento. Al ser totalmente indoloro, no se requiere ningún tipo de anestesia (el paciente notará únicamente una leve sensación de calor).

A continuación se efectúan pequeñas divisiones de la zona a tratar y se emplea una crema conductora para la radiofrecuencia. Mediante unos manípulos se aplica la energía y los especialistas van elevando la temperatura de forma gradual. De igual manera, se efectúa un drenaje linfático.

sala para realizar la radiofrecuencia indiba
Una vez aplicada, tan solo se requiere una limpieza de la zona que se ha tratado y el empleo de un tratamiento tópico para acentuar el resultado.
La duración del tratamiento varía entre 30 a 45 minutos por sesión y es recomendable que durante las 12 horas siguientes no se aplique ningún tipo de frío en la zona tratada. Para zonas pequeñas puede que 15 minutos sean suficientes (por ejemplo, si tan solo deseas quitar una pequeña marca de una zona concreta).

Asimismo será necesario llevar un cuidado diario con los productos que os haya recomendado el personal clínico y proteger la piel con una crema solar adecuada.

Ya para finalizar, será imprescindible acudir a las revisiones correspondientes que se le aconsejen al paciente.

En lo que se refiere a los resultados, en general, se empiezan a notar a partir de la cuarta semana, alcanzando el nivel óptimo en torno al tercer mes.

Los tratamientos con radiofrecuencia Indiba poseen un efecto acumulativo, es decir, se realizan varias sesiones que variarán en función del problema que se esté tratando, aunque por regla general se practican unas 6 ó 10 sesiones inicialmente.

indiba (3)

Los resultados son visibles en pocas sesiones

Dichas sesiones, según conveniencia, se pueden hacer en intervalos semanales e incluso días alternos hasta llegar a las 4-6 sesiones para pasar, finalmente, a recibir el resto del tratamiento con una sesión cada quince días.

Hoy en día existen muchísimos centros en los que se realizan sesiones de Indiba. El tratamiento en cabina –desde que entras hasta que sales, aunque la sesión propiamente dicha dure algo menos- puede alargarse entre 1 hora y una hora y media, en función del diagnóstico concreto de cada persona.

Hoy en día muchos centros disponen de ofertas. Lo más adecuado es observar e informarse acerca del sitio y lo que ofrecen en él, ya que en algunos de ellos el precio es ligeramente inferior a otros y solamente os aplicarán el Indiba entre 20-30 minutos (duración media recomendada de una sesión), mientras que hay centros de belleza donde complementarán este tratamiento con otros tratamientos adecuados para vuestra piel.

EFECTOS Y BENEFICIOS

En este artículo os cuento todos los beneficios que se pueden conseguir en el rostro. Si de verdad deseáis veros absolutamente espléndidas y apreciar un cambio muy visible en una sola sesión, la Radiofrecuencia Indiba os devolverá ese aspecto joven, dulce, firme y sereno que tanto echabais de menos. Os garantizo que notaréis la diferencia entre el antes y el después del tratamiento.

radiofrecuencia contra la celulitis
Si hablo con tanto entusiasmo es porque sé de lo que es capaz este tratamiento en una sola sesión y porque podrás apreciar sus beneficios de forma palpable y real desde el primer momento.

Aunque, como ya hemos comentado, la realidad es que su efecto es acumulativo: reafirma el rostro y el cuello, rejuvenece la piel y regenera el colágeno, y que cuantas más sesiones te realices más beneficios obtendrás, también es verdad que desde la primera sesión el aspecto de tu piel mejorará radicalmente.

Al día siguiente de someterte a una sesión de Indiba tu cara será otra. Tan cierto como que en un par de ocasiones, saliendo de la cabina, dos personas que se encontraban en la sala de espera para otras cosas solicitaron hacerse este tratamiento… Algo bueno o llamativo verían, ¿no?

La radiofrecuencia Indiba es un tratamiento no invasivo. Una solución indolora capaz de rejuvenecer la epidermis de todo nuestro cuerpo. Sirve, entre otras cosas, para reducir la flacidez de la piel, eliminar las arrugas y empequeñecer la papada. Las personas con estrías o celulitis también se benefician de sus propiedades regenerativas.

Si las estrías no son excesivas puede incluso quitarlas. Igualmente, la acumulación de tejido graso y la obstrucción del intersticio celular desaparecen.

La radiofrecuencia Indiba proporciona muchísimos beneficios más, como favorecer que nuestro organismo incremente la síntesis de elastina y colágeno natural y mejore el aspecto y el tono del óvalo facial, entre otras muchas cosas.

Igualmente es efectivo en la eliminación de las marcas en la piel y es muy eficaz en la lucha contra la celulitis en aquellas zonas del cuerpo como el abdomen y las nalgas, ya que activa la circulación y por tanto ayuda, de igual modo, a disolver los depósitos grasos.

La radiofrecuencia indiba tiene aún más usos. Uno de ellos es que funciona como analgésico en edemas, dolencias musculares, y hematomas.

Es muy eficaz en la activación de la microcirculación y como preparativo antes
de un tratamiento para pieles castigadas. Ayuda a diluir los depósitos grasos e igualmente está indicado, por sus resultados tan espectaculares, para reducir la flacidez de los brazos, la de la piel del abdomen tras un parto o una dieta, para reafirmar el pecho o disolver la grasa de los muslos.

El tratamiento produce hidratación, suavidad, favorece la regeneración de la piel y una mejora general en la elasticidad.

Puede aplicarse en el contorno de ojos, y también reduce las bolsas debido a su efecto drenante, e igualmente proporciona luminosidad y reafirma dicho contorno. Ahí la piel es súper delicada y fina y en muchas ocasiones resulta prácticamente imposible quitar las ojeras. El caso es que, según las últimas opiniones de quienes se han sometido a este tratamiento, éste ayuda bastante.

radiofrecuencia indiba modelado caderas
La aplicación de esa energía de radiofrecuencia favorece el acceso a las capas profundas de la dermis actuando de forma directa sobre las fibras encargadas de tensar la piel y hace que éstas se aumenten y contraigan provocando que la misma se estire. Por si fuera poco, “alimenta” y revitaliza la dermis.

Además, sus efectos inciden en la circulación sanguínea, estimulándola y favoreciendo que fluya mejor. Ni que decir tiene que gracias a todo esto, la piel mejora desde dentro. La capa exterior de la piel permanece intacta y sin recibir ningún daño.

Empleada tras una cirugía reduce la inflamación de los tejidos dañados y favorece la recuperación. También se puede combinar con un lifting, una lipoescultura o una liposucción.

Cada uno de los adipocitos acumulados que proporcionan ese aspecto rugoso a la piel va diluyéndose con cada sesión de radiofrecuencia indiba, y si tienes un poco de celulitis en el abdomen y/o las nalgas podrás constatar cómo se reduce.

Otro de sus usos es el de reafirmar el pecho, puesto que como ya hemos comentado, con el tratamiento Indiba se regeneran las fibras de colágeno y esto provoca que se formen más y que además sean más gruesas, proporcionando una mayor fortaleza y firmeza a la piel.

En los senos caídos mejora la tensión. Puesto que actúa en las capas internas de la piel y gracias a la producción de elastina y colágeno, la consecuencia es una elevación del pecho.

También se consiguen unos glúteos más firmes, eliminando también la celulitis de la zona y, al igual que ocurre con el rostro, la piel se vuelve más viva y uniforme, es decir, más tersa.

Lógicamente no es lo mismo que un aumento de pechos o glúteos, eso está claro, pero sí se pueden lucir unas nalgas más elevadas y un pecho más firme.

Del mismo modo, lucha contra la grasa localizada y defectos tales como una incorrecta pigmentación de la piel o las manchas solares. Esto es debido a que mejora el flujo sanguíneo.

Es evidente que no es una solución comparable a la cirugía, pero sí es una ayuda en cierta manera. Lógicamente, todo en su justa medida. Si tienes unas nalgas muy caídas o bien un exceso de grasa bastante importante, lo primero que tendrás que hacer es realizar una buena dieta y practicar un poco de ejercicio de forma regular.

Lo novedoso en la radiofrecuencia indiba es que también se emplea para fisioterapia. Es más suave y provoca menos molestias que otros tipos de radiofrecuencia como la Accent, la Tripolar o la Thermage CPT, y sirve a la perfección para rehabilitar la musculatura.

radiofrecuencia indiba en fisioterapia
La salud en las piernas es una parte muy importante que hay que tener en cuenta, y en muchas ocasiones, cuando la circulación no es correcta, aparecen venas nudosas y varices, lo cual es un problema porque puede ser doloroso, y provoca malestar y cansancio en quienes lo sufren.

Si habitualmente tienes las piernas cansadas y tendencia a tenerlas con las venas muy marcadas, hinchadas, etc., es muy posible que puedas disminuir estos síntomas además de mejorar la circulación.

Así que debido a los efectos que proporciona la radiofrecuencia sobre el sistema circulatorio, es un remedio muy eficaz para las piernas varicosas y las arañas vasculares.

Sin embargo, este es un artículo meramente informativo, no somos especialistas, así que pregunta directamente a estos sobre este tema para conocer de qué manera puedes beneficiarte de la radiofrecuencia indiba.


BENEFICIOS DE LA RADIOFRECUENCIA INDIBA EN LA REHABILITACIÓN

Resultados rápidos a lo largo de la sesión
Ruptura del círculo “dolor/inflamación/rigidez”
Optimización articular del movimiento
Beneficia la flexibilidad
Analgesia duradera y efectiva

BENEFICIOS DE LA RADIOFRECUENCIA INDIBA EN LA MEDICINA ESTÉTICA

Flaccidez
Reducción de volumen
Rejuvenecimiento facial
Postparto
Modelado silueta

RADIOFRECUENCIA INDIBA CONTRAINDICACIONES

Este tipo de radiofrecuencia está contraindicada y no se pude aplicar en estos casos:

Personas con marcapasos o cualquier implante electrónico.
Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
Personas que tengan lesiones activas en la zona a tratar como por ejemplo: quemaduras, heridas, etc.
En menores (salvo que se cuente con autorización familiar y mediante una valoración previa del problema).
En pacientes que se encuentren con cuadros de patología psiquiátrica severa.
En pacientes que sufran de tromboflebitis.
En pacientes con una enfermedad pre o bien neoplásica activa.
En aquellas situaciones con escasas esperanzas reales de éxito con esta clase de tratamiento.
En todas aquellas circunstancias en las que el propio especialista considere oportunas.
El tratamiento con Radiofrecuencia Indiba es perfectamente compatible con otras técnicas de rejuvenecimiento facial como el botox, los peelings, el ácido hialurónico, la mesoterapia…

Como ya te dijimos un poco más arriba, notarás algo de calor en la zona tratada. Queremos añadir que lo normal es que lo sigas sintiendo después de pasadas unas horas. Este efecto es habitual dentro del tratamiento. De hecho, tener ese calorcillo es bueno porque quiere decir que la energía del tratamiento que se ha aplicado está actuando.

Así pues, esto es una forma de comprobar que el tratamiento está funcionando una vez estés ya en casa. En cuanto al resto, no se han descrito efectos secundarios en este tipo de radiofrecuencia salvo un enrojecimiento ligero de la piel que desaparece pasadas unas horas.

Eso sí, siempre se debe usar la radiofrecuencia siguiendo las indicaciones, pautas y tiempos adecuados y estipulados por el especialista.

Si usas un aparato de radiofrecuencia casero ten precaución y no sobrepases los tiempos e intensidades que se indican. Siguiendo las instrucciones correctamente puedes tener un maravilloso aliado fácil de manejar en tu propia casa.

Algo fundamental, no ya por los efectos secundarios, sino para potenciar los efectos beneficiosos del tratamiento es beber mucha agua tanto antes como después del tratamiento de radiofrecuencia con Indiba.

Es más que recomendable que tomes entre 2 y 4 litros de agua para incrementar el flujo de desechos del organismo. Esto favorecerá una purificación mayor, irás al baño con más frecuencia y toda la grasa desprendida de los tejidos se eliminará mejor. El resto de días continúa bebiendo agua de forma normal.

 

Comments are closed.